Estimado/a compañero/a:

Me dirijo a ti,como presidente de nuestra Asociación de Empleados de Crédito y Ahorro de Santander y Cantabria, APECASYC, en un momento especialmente relevante para la plantilla de quienes conformamos la red que nuestros clientes conocen como Caja Cantabria.

Sabes,por cuanto vienes recibiendo asiduamente informaciones que emanan de nuestra organización, que APECASYC se caracteriza por mantener una línea coherente, firme y volcada en pulsar y representar la opinión de quienes aquí trabajamos.

Así, nos definimos como una asociación útil, cercana a nuestra gente y siempre abierta a todos y cada uno de nuestros compañeros y compañeras a quienes, lejos de preguntarles de dónde vienen, preferimos acompañarles allá a donde quieran ir en esta dificultosa singladura en la que nos meten a diario dirigentes foráneos, acaso no conocedores de la idiosincrasia y anhelos de la plantilla y clientela del personal de Caja Cantabria o, peor aún, probablemente encargados de aniquilar cualesquiera que sean esas aspiraciones.

En esta trayectoria seria y coherente que comentamos, podemos decir con orgullo, después de casi treinta años en que, como Asociación Profesional, hemos recibido un amplísimo apoyo, muchas veces mayoritario, por parte de nuestros compañeros y compañeras de Cantabria, que, una vez más, y ante la más profunda transformación que nos ha tocado vivir, creemos hemos estado a la altura que era de esperar. Cuando nos comprometimos, entiendo que todos, pero seguro que nosotros, a no tomar decisión alguna sin contar con la plantilla de Caja Cantabria a la que nos debemos (se ve que, también, más unos que otros), volvimos a cumplir y cumplimos escrupulosamente con lo que nos dictó la importante participación no sólo de nuestra afiliación sino de cuantos y cuantas compañeras y compañeros quisieron aportarnos su valiosísima opinión. Y así decidimos, en Caja Cantabria, no suscribir aquello que tanto perjudicaba a la plantilla de aquí. Aquello que otros fraguaran a conveniencia en tierras manchegas y por las jerarquías de los sindicalistas que no eran libres, ni pensaban pedir opinión a nadie, aquellos que decidieron por su cuenta sin tener la valentía de someterlo a consulta por si acaso el resultado y la opinión de la gente de Caja Cantabria no les convenía o les hacía quedar mal con los jefes de fuera. Lo primero es el sindicato. O eso parece. Hay que tenerla como el hormigón.

Así, orgullosos de nuestra vocación de ser útiles como herramienta verdaderamente representativa de nuestra gente, afrontamos con auténtica ilusión esta etapa que ahora se abre. Por fin llegan las elecciones. Ya es hora de que pongamos a cada uno donde merece.

Estamos deseando que la plantilla de Caja Cantabria pueda decidir, este Noviembre, porque han sido muchas las cosas que han pasado, han sido muchos los desengaños que ha vivido y son muchos quienes de la indignación han pasado a la resignación y a esos y esas queremos proponerles con renovados bríos pasar de esa resignación o indignación a una verdadera movilización. A unirnos en una propuesta común, eminentemente volcada en Caja Cantabria.

Y es que, bien lo sabes, por fin llegan las elecciones. Y llegan con grupos que nos han hecho lo que nos han hecho, que han dado y dan escándalos sin término en los diarios de toda España y que incluso han provocado la aparición, escindidos de sus filas, de proyectos más bien personales, enarbolados por quienes nunca pensaron que la decadencia del sindicalismo denominado de clase les hiciera llegar a tal estado.

Amigos y amigas, tenemos todo el empuje. Más que nunca. APECASYC está fuerte y apoyado por un número creciente de compañeras y compañeros que se suman a un proyecto serio,previsible y representativo que está con las personas y no con las jerarquías sindicales, que representa a la unión de una plantilla, la de Caja Cantabria, de la que formamos parte y que está sufriendo a diario situaciones infames y ante las cuales hemos, con toda la dignidad de trabajadores que atesoramos, de poner freno dando una lección de participación desde Cantabria y un verdadero “recado” de que con los de aquí, señores de la metrópoli, ustedes lo están haciendo muy, pero que muy mal.

Estamos en disposición de movilizar a toda nuestra plantilla y para ello recabaremos la colaboración de nuestros y nuestras compañeras simpatizantes y afiliadas a APECASYC. Unos haciendo boca a boca y, por supuesto depositando su voto, en persona o por correo (no nos ha de faltar ni uno), con compromiso y con firmeza y animando a otros y otras compañeras a hacer lo propio en beneficio de todos. Otras personas, conformando candidaturas de gente válida, seria y capaz. La mejor gente. Esa que no se vende ni se amilana por muy fiero que parezca el bicho. Gente que da la cara. Gente que sabe que APECASYC es la única fuerza que asegura que la voz y la opinión de Cantabria llega y se plasma sin que se vea acallada por mayorías manchegas ni asturianas ni madrileñas acaso. Y todas y todos nosotros, tú y yo, amigo o amiga, impulsando con nuestra movilización, desde la madurez de auténticos profesionales del sector financiero, un proyecto ilusionante que, de no haber existido, sinceramente, habría que haber creado. Porque es mucho lo que éstos nos están echando encima. Y hay que dar en estas elecciones un auténtico campanazo en Caja Cantabria y decir así, democrática, secreta y contundentemente, BASTA.

Hay muchas cosas que nos dicen nuestros compañeros cada día que son muy tristes. Cosas que nunca pasaban. Cosas que uno cree que no es normal que pasen ni aquí ni en ningún otro trabajo. Auténticas alimañadas. Pues bien: es ahora cuando llega nuestro momento. El momento de utilizar la grandeza del voto, que es secreto. Que sirve para expresar lo que de palabra nos atrevemos a comentar entre compañeros pero que no todo el mundo puede lanzar hacia arriba. Llega el momento de mandarles el recado. Un ASÍ NO muy grande. A través del voto a APECASYC.

Que sea un verdadero mensaje de que, Cantabria, no traga.

Contigo, vamos a por ellos. Estate segur@. Ánimo y a ganar.

Recibe mi más afectuoso saludo.

Ricardo Becerril

PRESIDENTE DE APECASYC