CONSULTA A LA PLANTILLA

APECASYC

Estimado/a compañero/a:

Tal y como nos habíamos comprometido públicamente, desde APECASYC hemos sometido a la consideración de la plantilla con origen Caja Cantabria, el refrendo del preacuerdo antes de decidir su suscripción o no por nuestra parte.

Queremos agradecerte tu participación y colaboración en esta decisión que entendemos, ninguna organización habría de tomar sin contar con la opinión de todas y todos vosotros.

Como sabes, APECASYC no suscribió el acuerdo hasta consultaros y, con vuestro voto, las compañeras y compañeros con origen en Caja Cantabria (a quienes, efectivamente hemos preguntado, dado nuestro compromiso inequívoco con este colectivo), habéis optado por la no suscripción del acuerdo tal y como han querido dejarlo redactado.

APECASYC junto a otros sindicatos, ya lo sabes, logró demostrar, juzgado mediante, que las medidas que nos estaban aplicando eran desproporcionadas y que las cosas se podían hacer mejor, y, aunque para volver a negociarlas haya habido que obtener una sentencia que nos diera la razón, ha denunciado, durante todo el proceso, la no acreditación de los ahorros a conseguir y se ha negado a que, con la proyección de resultados que la propia empresa asegura se van a obtener año a año y crecientes en el tiempo, seamos las trabajadoras y trabajadores quienes hayamos de ver sableados nuestros salarios sólo para obtener más y más beneficios y para que cobren más y más los accionistas. A costa de nuestros esfuerzos y los de nuestras familias.

No se nos ha asegurado equidad entre plantillas ni entre territorios y no aceptamos que, por decisión de la empresa y sus socios fuertemente influenciados no ya por los representantes de Liberbank, sino por los del Banco Castilla La Mancha, no se nos certifique que la plantilla con origen en Caja Cantabria no vaya a sufrir, en proporción, medidas más duras que extremeños o asturianos, por poner dos ejemplos. No se nos ha concedido la equidad. Y eso que demostramos con propuestas que, con mucho menos porcentaje de reducción, llegaban a la misma conclusión. Eso sí, sin dividir personas ni territorios. Para todo el mundo igual.

Dicho esto, mostramos nuestra satisfacción por haber logrado mucho: Que se den cuenta de que aquello que acordaron entre tres, era una burrada. Que hayan sentido que sentarse de nuevo porque, nada menos que la Audiencia Nacional, haya anulado aquellos pactos dañinos y secretos. Y nuestro desasosiego por lo aún no conseguido: Que se imponga la seriedad de trabajar sobre datos, que se negocie con todo sobre la mesa y que no salgamos con la sensación de que, lo mismo nos cercenen ocho que ochenta, hemos de creer, a pies juntillas, que es un compromiso de imprescindible cumplimiento con la Comisión Europea o con quien quiera haya tocado esta gente para que les aprueben seguir con esta estructura de banco. Porque, ¿dónde están los datos?. Y, si todo es verdad, ¿por qué no los muestran?. Lagarto, lagarto.

Mirad: tenemos la sensación de que nos han limado, otra vez, mucho más de lo supuestamente necesario. Pero de lo que estamos realmente seguros es de que si no les sentamos, a unos y otros, en la Audiencia Nacional y ganamos aquel juicio, nos habrían seguido sangrando con extrema dureza. Que no son medidas para dos meses o tres. Que hubieran sido en total cuatro años en ese estado injusto, lamentable y discriminatorio.

Por cierto: desde ya, estamos reclamando que nos devuelvan de una vez lo que es nuestro. Nuestras retribuciones al 100%, nuestras aportaciones al Plan de Pensiones, las ayudas de estudios, etc.
Hemos pedido ejecución de sentencia y han de acatarla. Aunque la hayan recurrido.

En definitiva, que la decisión de no suscripción del acuerdo que hemos comunicado tras conocer el sentir de la mayoría, permite, y ese es nuestro compromiso, que cualquier compañero o compañera que, ahora o en estos próximos y larguísimos 3,5 años, haya de reclamar individualmente, por uno de esos trasladazos que se reservan o por cualquier otro motivo, pueda apoyarse, gracias a su condición de organización no firmante, en APECASYC y en todas sus argumentaciones e informes oficiales que hemos emitido a propósito de este asunto.

Muchos nos pedíais practicidad y con vuestra decisión, nos confirmáis como herramienta útil para la defensa de la plantilla con origen en Caja Cantabria. Que es lo nuestro y para lo que estamos. No para firmar lo que haga falta ni aunque nos pueda acercar, previa firma, a la liberación sindical de facto. Bueno, de eso, ya hablaremos. Que aquí estamos para lo colectivo… ¿no?.

Deciros, a quienes nos habéis consultado cosas concretas, que nos comprometemos a daros cumplida respuesta a todas ellas. Os aseguramos que son decenas de cuestiones las planteadas y, en estos días tan señalados, hemos tenido que centrarnos en la consulta y en múltiples gestiones con la empresa. Pero que vamos a hacerlo a la hora que sea. Ya nos conocéis.

Gracias, de nuevo, por tu participación y Feliz Año 2014.

Menú de cierre