COMO EN LIBERBANK

Se prohíbe a los jefes llamar fuera de horario
Alemania debate una ley antiestrés para que los superiores no puedan telefonear al personal tras la jornada laboral y frenar la total disponibilidad
Agencias / Redacción | Madrid / A Coruña 09.08.2014 | 00:33
Alemania está debatiendo la aprobación de una ley antiestrés para regular la flexibilidad laboral y acabar con la total disponibilidad de los empleados. Una de las claves será no solo limitar las horas extra sino ir más allá y prohibir que los jefes puedan llamar a cualquier hora a un trabajador una vez finalizada su jornada.

La tarea se presenta harto difícil y las autoridades laborales han empezado por encargar un estudio para saber las consecuencias del estrés en el desarrollo de la actividad profesional y en la vida personal. Ya se conoce algún resultado. Una encuesta de la Iniciativa Salud y Trabajo (IGA) de las aseguradoras médicas, revela que el 18% de los trabajadores alemanes consultados rechaza cualquier propuesta de ocio una vez que finaliza su jornada laboral. Y dan dos razones: estar muy cansados o por si les llama el jefe y no pueden responder.

Más datos: un 38,5% de los encuestados dice que sus empleadores esperan que trabajen más de lo fijado por contrato, y el 20% de los trabajadores reconoce sentirse agobiado por las exigencias laborales y estar disponible para asuntos laborales también durante las actividades de su vida privada.

La patronal asegura que la actual legislación de protección laboral ya es suficiente. Por contra, el mayor sindicato del país germano, el poderoso IG Metall, criticó que se pierda más tiempo en estudios científicos y en recabar datos porque a su entender, están más que demostrado los perjuicios del estrés y la continua disponibilidad laboral para la salud.

Algunas empresas alemanas ya aplican sus normas particulares. Volkswagen obligó en 2011 a desconectar el email corporativo de sus empleados a partir de las seis de la tarde, una restricción que tuvo gran acogida según la propia firma. También Deutsche Telekom reguló la flexibilidad y disponibilidad de los empleados.

Menú de cierre