DEJA VU

DEJÀ VU. O… ESTO SUENA A QUE LO HEMOS VIVIDO YA…. (Sin ir más lejos, VER ERE 532/2013)

DEJA VU

Para que nos firmen un nuevo Convenio con recortes, sólo les faltan los puntos y las comas.
A partir de su firma, nos tratarán de convencer de que no es bueno.

“Es Mejor”

A los y las más avezados/as no os llamará la atención que APECASYC no esté haciendo apostolado de manifestaciones callejeras estando ya a las puertas de la firma de un nuevo Convenio.
La experiencia nos ha dado que tras movilizaciones de baja intensidad alentadas por el sindicalismo tradicional y quienes, sin militar ahora coyunturalmente en el mismo, en él se han criado, vienen otras, como alguna de las ya convocadas, coincidiendo prácticamente con las que serán las últimas reuniones de las mesa de negociación.

De aquellas reuniones en las que, a veces ni los de dentro de la sala saben que el tema está ya para firmar. Sólo lo saben los cuatro que lo llevan amasado con la jefatura desde fuera. Pero eso, ni en la mesa se tiene que notar.
En nuestra empresa, recordamos exactamente el mismo procedimiento (que debe ser que viene en el manual del sindicalista del XIX) cuando firmaron el indefendible ERE que padecemos.

Mientras mandaban manifestarse a los compañeros, incluso a delegados y miembros del propio sindicato, gentes, en ocasiones, de principios y corazón, los cuatro que montan todo el procedimiento de coros y danzas callejeras, negando la mayor sobre el inminente acuerdo, por supuesto, son los únicos que saben lo que tienen ya amasado con la patronal y, en ocasiones, se encuentran después con el cabreo de los propios y propias que tienen la sensación de haber sido engañados cuando les envían a manifestarse y además, antes, a animar a hacerlo a los compañeros y compañeras de cada una de sus zonas de acción sindical.

Porque, si lo tienes para firmar, ¿por qué me usas de bote de humo?.

Nuestra confederación CIC, cuyos miembros en la Mesa de Convenio, hemos aupado gracias a los resultados electorales que hemos obtenido a lo largo del territorio nacional multitud de sindicatos independientes que a ella estamos adheridos, nos informa del estado de las cosas y nos alerta de que, habida cuenta de los movimientos tácticos realizados (unidad de acción de los tres firmantes del último convenio excluyendo al resto, convocatoria de movilizaciones del personal, trágalas varias _ horarios distintos y jornadas partidas ya veremos para cuanta gente, etc._ que parece pueden llegar a firmar tan felices de la vida, absurdo acuerdo con la ACARL reduciendo el periodo de ultraactividad sin que viniera a cuento…), podemos estar a las puertas de un acuerdo, una vez que han abandonado (aunque llegaran a usar aquellas mismas pancartas), realmente, la pretensión en la que se mantiene CIC, de que se llegue, máxime con todo lo que hemos sufrido ya, a un acuerdo justo y a un convenio sin recortes. La negociación, sospechosamente, ha transcurrido paralela al convenio de banca y a él, desde lugares ajenos a la Mesa, por supuesto, nos querrán hacer converger en cuanto puedan. En breve, se consumará su nuevo convenio con recortes que seguro negociaron fuera y seguro firmarán los de siempre.
Así que, respetando siempre a quienes se expresen de buena fe y no con fines electoralistas (todos y todas somos personas libres), entendemos útil compartir nuestra impresión de que el tema puede estar ya para rúbrica.

Luego, durante semanas, unos hablarán de lo buenísimo que es y otros del mordisco que nos han metido.

Estamos ante todo un clásico.

Menú de cierre