POSTURA FIRME, POR VOSOTROS

A las  10 y media de la noche finaliza la reunión que durante todo el día hemos mantenido con la empresa, en la que hemos presentado nuestra propuesta, que puedes consultar en el artículo anterior y en la que, lamentablemente, la mayoría que está volviendo a postularse como firmante del próximo ERE, ha decidido excluir a tres miembros de la mesa, de dos sindicatos independientes, por su pecado de no haber presentado propuesta. Nosotros, que si lo hicimos, dado nuestro compromiso con la plantilla con origen Caja Cantabria, hemos considerado lo último, y lo primordial, que equivoquemos el oponente en esta negociación que no puede ser ningún compañero o compañera sino quien pretende imponernos un ERE que tiene difícil explicación.

La Mancha mandó, que para eso han venido y planteó que no y que no, que no van a sentarse a consensuar propuestas con seis sindicatos. Afortunadamente APECASYC presentó la suya, que consta en el expediente y llegamos a tiempo de comprobar cómo sirvió para que dos sindicatos de los firmantes dijeran, acto seguido, que es verdad, que se les han olvidado cosas de movilidad geográfica y de bajas incentivadas, dos temas capitales para nosotros y que, por lo visto, llegamos a tiempo de incluir y esperamos, porque estamos para aportar, que acaben plasmándose.

Planteamos también como has visto, que se pueda, voluntariamente, adscribirse a medidas de reducción de jornada del 18 y 30% acumuladas en días.

De nuevo somos los únicos en acotar la movilidad geográfica al ámbito de cada Comunidad Autónoma, cuestión que, sorprendentemente, no asume la parte social y mucho menos la empresa. Y esa nuestra línea límite: o se acota el ámbito de las movilidades, no se afecta al que sale y al que recibe, no se protege a los colectivos y no se limita muy mucho este asunto que ha sido el mayor drama durante los últimos años. Al menos en Cantabria. En cuanto nos aseguren por escrito que eso se acabó, habremos aportado una seguridad que otros ni han planteado. Y sé nos pondrá cara de firma.

Mientras tanto, suceden cosas curiosas: como que la empresa diga que si no hay acuerdo, no implanta nuevas medidas. No amenaza ni ná. ¿Entonces?. ¿Para qué firmar?. Masoquismo puro, ¿no?.

Aquí tiene que haber pacto previo e igual nunca sabremos cual.

Mañana, desde las diez, nueva maratón. Y con pinta de tirar a acabar en el día. Sea por estar hablado, sea porque el 21 se vota en el juzgado la devolución de nuestro dinero del primer ERE. Hay prisa.

Las medidas tienen aún poco recorrido y poca concreción. Mañana se avanzará más. Y rápido. Ya lo veréis. Trataremos de defenderos como siempre, pero más.

Un abrazo desde Madrid.

Menú de cierre