UN ACELERON TAN PRECIPITADO COMO SOSPECHOSO

Terminada la tercera reunión previa al periodo legal de consultas para tratar el nuevo ERE que todavía no nos han podido justificar, aunque estábamos ya alertados por la celeridad del proceso previo  _ se convoca un viernes para empezar el lunes y, siendo hoy viernes ya nos hemos visto tres veces_ día sí y día no, a un ritmo frenético, se produce hoy un hecho que, no es que sea llamativo, sino que pone en peligro la validez de los pactos que pudieran firmarse. Y esperamos, sinceramente, que no sea así, porque, si realmente quieren, podemos intentar llegar a un buen acuerdo.

Resulta que el convenio en vigor dice lo siguiente:

La disposición adicional segunda del Convenio Colectivo dice:

“… antes de acudir a los procedimientos legales previstos en los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores, las empresas abrirán un proceso previo y limitado en el tiempo, de al menos quince días de duración, de negociación con las representaciones de los trabajadores para buscar las fórmulas que permitan minimizar el impacto de cualquier proceso de reestructuración en el volumen de empleo.

Somos un sector y una plantilla formada, no hace falta más explicación, pero, si convocas el 2, empiezas a hablar el 5, ¿Cómo cuentas para que te salgan 15 días el mismo día 9, siendo aún hasta la misma semana en la que has empezado a verte?. Ojo, que no decimos que no haga 15 días que, con alguien, se tenga hablado el asunto. Sólo que, formalmente y con todos presentes en una mesa, que es como los juzgados ya te han recordado que se debe hacer, no han pasado ni cuatro.

Dicho esto, el asunto central es que todavía no nos han dado la documentación que supuestamente avale la necesidad de mantenernos en ERE. Parece ser que lo harían en ese periodo formal que, incluso mucho antes de que nos venza el plazo para comunicar nuestra interlocución por secciones o comisión negociadora, pues ya se declara abierto el proceso convocando a la parte social para el martes y 13 próximo. San Antonio, para más señas. Si esto pasa en otro momento, no sabemos, pero resulta que pasa justo después de la puntilla al Popular , sufriendo un castigo histórico en bolsa y te paras a pensar si tendremos que sentarnos enfrente de otras caras distintas en cuatro días o si es más lógico negociar con quien tiene algo que ofrecer antes de con quien te viene otra vez con la lima.

En buena lógica, esperamos que lo primero sea recibir la información sobre la que sustentarían este nuevo ERE y, a partir de ese momento, y como es natural, poder solicitar cuantas aclaraciones e información nos resulten necesarias para ejercer nuestra función representativa. Con esas cartas sobre la mesa, como es normal, desde APECASYC abogamos porque todos los sindicatos, sin mirar de dónde venimos sino hacia dónde queremos ir, obviando si hubiera algo que nos separa, tomando lo mucho que nos pueda unir  y sin más bandera que la defensa de una plantilla muy injusta y diariamente machacada,  nos sentemos para plantear, con seriedad y rigor, una propuesta, o la batería de propuestas que nuestro leal saber y entender nos dicten que, unas en mucho y otras en poco, lógicamente, ayuden siempre a mejorar la situación de nuestros compañeros y compañeras. Que para eso ,y no para otra cosa, es para lo que debemos estar.

En APECASYC creemos que a nadie la parezca mal que propongamos condicionar al máximo, o no aceptar,  la posibilidad de que te peguen un traslado. Creemos también que hay que asegurar que, quien así lo quiera, pueda salir dignamente, tanto por decisión propia como por estar en edad objetivo de desvinculación. Entendemos que haya compañeros y compañeras que reducen y reducirían sus jornadas trabajadas para conciliar su vida personal o familiar. Y que hay personas a las que cualquier reducción, unida a otras medidas _ que nunca más podrían ser arbitrarias_ les supondría un perjuicio enorme. Y hay que evitar esas injusticias. Esta vez tiene que ser que sí.

En fin, que allí seguiremos, hagan o no hagan bien el proceso, porque creemos que mucho hay que mejorar. Y sabemos cómo hacerlo.

Así las cosas, si hay voluntad, lo conseguiremos. En eso estamos con el convencimiento de que sería lograr, no lo malo, sino lo mejor.

Te seguimos informando.

TUS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DE APECASYC

Menú de cierre