LA HISTORIA INTERMINABLE: Entre recursos y contrarrecursos

El primer combate de esta nueva batalla en forma de ERE que siempre pagan los de a pie, se ha saldado con un “non comment”. No se ha entrado a estudiar el asunto que tres sindicatos presentamos en defensa de nuestros compañeros y compañeras, por un asunto de cómputo de los escasos días que la famosa reforma laboral deja a los perjudicados por este tipo de atropellos que, con tamaña alegría y hasta un punto de insano interés, acometen los del sindicalismo decimonónico.

Lógico reflexionar sobre si merece la pena, como representantes de una maltratada plantilla que somos, mantener esta larga lucha en el tiempo, aún a riesgo de sufrir estos sinsabores. Al segundo sabemos que, por duro que sea el esfuerzo, estamos haciendo lo que tenemos que hacer: no esperar a que los mismos que echan a andar estos ERES decidan, graciosamente, y de la noche a la mañana electoral _enseguida llegará eso, preparen sus papeletas_  perdonar la vida a sus propios congéneres y, más bien_ unas veces con más compañía y ésta con menos_  lo que nos toca es seguir luchando por anular unas medidas que, a nuestro juicio, nunca debieron ser.

Es por ello, por lo que, como es natural, vamos a seguir tratando de que se entre al fondo del asunto y se valoren nuestros argumentos así como que se investigue el modus operandi de los “acordantes” de aquel contubernio. Y si para seguir dando la cara por mejorar las condiciones de las compañeras y compañeros, es necesario presentar recurso, recurrimos. Y lo hacemos por los cientos de personas que, como tú y como nosotros y nosotras, sufren a diario no sólo ya la esperada actitud de quien quiere presionar y no quiere pagar sino, por desgracia, las del grupo de palmeros que, algún día sabremos por qué, actúan a sabiendas como colaboradores necesarios de este desaguisado.

Por cierto, hay abierto un debate: ¿Qué llegará primero, el pago de dividendos con cargo a esos beneficios para los que religiosamente apoquinamos, mes a mes, y vía descuento en la nómina o la devolución de lo debido por todas aquellas otras sentencias que nos han sido favorables y mediante  las que hemos logrado anular el ERE de aquel semestre de 2013?.

Hagan sus apuestas.

 

Recibe un saludo. Estamos a tu servicio.

TUS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DE APECASYC

Menú de cierre