APECASYC ANTE EL ACUERDO

En breves días hará un mes desde la firma del acuerdo que ha supuesto la ratificación, con algunas variantes, del que fue firmado, el 25 de junio, junto con Liberbank por representantes de CC.OO. y UGT, y que anuló la Audiencia Nacional, entre otras cosas, por violación del derecho a la Libertad Sindical, lo que debiera haber supuesto, cuando menos, la dimisión de quienes intentaron legalizar con su firma un supuesto atraco y no solamente no ha sido así, sino que han vuelto a ser los mismos, a los que ahora se les ha unido el CSIF, quienes rompiendo la unidad sindical, que en un principio intentaron pregonar, nuevamente nos han metido en un conglomerado de despropósitos que solamente beneficiará a Liberbank que, curiosamente les ha vuelto a robar la cartera, como vulgarmente se dice, en perjuicio de toda la plantilla.

Esta vez al menos no podrán decir que no estaban advertidos. Pero legalizar con su firma algo que de entrada y con independencia de todo un cúmulo de atropellos a la plantilla conlleva la modificación de los horarios estableciendo más de 100 turnos diferentes, es cuando menos de locos, salvo que lo que realmente se pretenda sea precisamente eso, desregular el horario y acabar con la posible unión de las plantillas. Todo un éxito para quienes se denominan representantes de los trabajadores.

Todos hemos podido comprobar, que en las medidas adoptadas, el personal de Caja Cantabria hemos salido bastante mal parados y que somos los más afectados del grupo hasta el punto de que el personal afectado por la reducción de jornada y salario en un 30% alcanza en nuestra entidad el 40%, seguido muy de lejos por BCC con el 27%; el 20% de Extremadura o el 15% de Asturias.

Ante esta situación un representante de CCOO, de Cantabria y firmante de los dos acuerdos, el que fue anulado y el actual, se ha justificado diciendo que en Caja Cantabria los sueldos son más altos. Todo un ejemplo de sindicalista de clase, que con una firma, pretende justificar la anulación de todas las negociaciones llevadas a cabo hasta la fecha, en las que, en muchas de ellas, no hay porque olvidarlo, han intervenido sus propios compañeros de sindicato.

Si partimos de la base de que Liberbank no ha justificado el motivo de las medidas a adoptar y que la representación de los trabajadores hizo algunas propuestas, siempre dentro de la unidad sindical y que demostraban la posibilidad del ahorro que se pretendía, dentro de una homogenización y no discriminación ni de horarios, ni de salarios, ni de comunidades, nos es difícil de entender la salida a última hora del CSIF uniéndose a CCOO y a UGT de los que desde el principio había sospechas fundadas de cuáles volverían a ser sus intenciones, a no ser que, su miedo a perder fuerza en BCC, de donde son todos sus negociadores, les haya hecho dar la espalda al resto de la plantilla.

Retribución Variable:

El convertir parte de nuestro salario fijo, después de una serie de reducciones en retribución variable no deja de ser una minoración salarial. Aplicada como lo han hecho a los que ellos llaman “directivos” y que para nosotros no son sino nuestros compañeros que sufren cada día, como el que más, los sinsentidos de esta dirección, constituye una de las consecuencias más execrables de este su acuerdo. No podemos estar más en desacuerdo con lo que le han hecho a todas y todos estos compañeros ni a la aplicación de unas tablas adicionales injustas y que siempre defendimos debían desaparecer.

Salarios inferiores a 30.000 euros:

La no fijación de una fecha para el cálculo salarial de los 30.000 euros está dando lugar a que se apliquen retenciones superiores a quienes recientemente han subido de nivel o incluso a quienes
lo harán en breve.

Todo un ejemplo de improvisación que desde APECASYC intentaremos se solucione con un nuevo cálculo de las retenciones a aplicar por la Comisión de seguimiento formada y que en un principio servirá para que quienes formen parte de citada comisión, firmantes del acuerdo, queden liberados de tener que presentarse en su puesto de trabajo además, supuestamente, de para resolver los problemas de interpretación que surjan entre Liberbank y el resto.

Suspensión de beneficios y/o mejoras sociales:

El que se suspendan una serie de “supuestos”, entre ellos el seguro de vida colectivo, beneficios y/o mejoras sociales y decimos “supuestos” porque en muchos casos evitaron un incremento salarial mayor, con el compromiso de que a futuro y una vez finalizada la suspensión (30.06.2017) ambas partes se sentarán a negociar ¿? Con el compromiso de una reducción del 30% sobre su coste actual, no actualizado a dicha fecha es, como mínimo, garantizar a la empresa la disminución salarial para el futuro de la plantilla que, por entonces, continúe en la entidad.

Reducción de jornada:

Si en el anterior acuerdo la reducción de jornada del 50% era para 775 personas y por un periodo de tres años, en el acuerdo actual, que dicen mejora sustancialmente al anterior, la reducción pasa a ser del 30% pero para 1.250 personas y por un periodo de 3 años y medio.

Si hacéis la proporción veréis que Lo que Liberbank ha ganado con este nuevo acuerdo tanto en este como en el resto de los apartados.

Aportación al Fondo de Pensiones:

Otra más es la suspensión de aportación al fondo de pensiones, cuyas cantidades dejadas de aportar podrían llegar a recuperarse a partir del enero de 2018 y durante siete años de forma consecutiva o no y en base a unas condiciones que… están por ver cómo se ponen y cómo se cumplen.

Todo ello tirando a la papelera los acuerdos adoptados y firmados para conseguir ofertas de prejubilaciones, negociadas en algunos casos por los mismos sindicatos firmantes, mediante los cuales existe el compromiso con los prejubilados de seguir aportando las cantidades correspondientes a sus fondos de pensiones.

Es curioso que cuando Liberbank de forma unilateral decidió suspender la aportación a los fondos de pensiones de los Prejubilados, CCOO se ofreció para llevar adelante las demandas, demandas que ahora parecen chocar con el intento de legalizar la suspensión mediante la firma del actual acuerdo.

Horarios de Verano:

Dentro del despropósito de horarios establecidos, parece que tanto Liberbank como los sindicatos firmantes se han olvidado de que nuestras entidades tienen establecido un horario diferente en verano y en las semanas grandes de cada localidad.

Tal vez de lugar a una nueva sarta de horarios que nos sumirán nuevamente en una locura diferenciada de horarios que aún está por ver como terminan ya que los jefes de zona empiezan a darse cuenta de los problemas que tienen para el mantenimiento de personal suficiente en las oficinas. E incluso “otros” se permiten el lujo de proponer al personal de sus departamentos modificaciones al horario y prescindir de días para, supuestamente, tomar horas. Tan inmoral como ilegal. Estamos dispuestos a que las órdenes ilegales tengan consecuencias personales para el “irresponsable” de turno, informando a la inspección de trabajo de las irregularidades que se cometan.

Cursos de Formación:

Recordamos que la Inspección de trabajo está comprobando que se cumplen los horarios establecidos y comunicados por Liberbank, el incumplimiento de los mismos con prolongación de la jornada laboral o la asistencia a cursos por la tarde deberá estar respaldado por una orden por escrito de algún superior para evitar sanciones o retirada del derecho a cobrar el desempleo.
Desempleo:

Como no falta quien va diciendo que económicamente es poco lo que se pierde porque el paro cubre el porcentaje que dejamos de percibir queremos aclarar que con independencia de los porcentajes fijos, de todos los complementos que se pierden, el plus convenio que no se paga y el fondo de pensiones que no se abona, si a una persona casada con un hijo se le aplica el 30% de descuento directo quiere decir que supera los 30.000 euros. Es decir que, si como mínimo solo ganase 2.600 euros mensuales, el importe correspondiente al descuento del 30% que dejaría de percibir sería de 780 euros y lo que percibiría del desempleo sería el 30% pero de 1.242,52 euros que es el tope de la prestación por desempleo esto es 372 euros brutos.

Si a ello unimos que, con la última normativa, durante los 180 primeros días de prestación se percibe el 70% de la base reguladora, y a partir del 6º mes, se percibe el 50%, nos da una idea de cual es nuestra situación real. Aunque ésta la vamos a comprobar cuando finalice el año y veamos cual el importe que nos servirá para la declaración de la renta y la comparemos con el de años anteriores.

Movilidad geográfica:

Al parecer se va a seguir manteniendo el mismo criterio de movilidad geográfica que hasta ahora, habiendo perdido una muy buena ocasión de establecer un criterio que sirva, de verdad, para que el personal trasladado lo sea a una oficina lo más próxima posible a su lugar de residencia o con opción a aproximarse y no dejando libertad para que desde Liberbank efectúen traslados salvajes que solamente buscan, en los más de los casos, la renuncia al puesto de trabajo del personal afectado.

Pero aun hay más:

En materia económica, debemos de recordar que el ejercicio 2013 terminó con una inflación positiva de 0,2%, con lo que desde la firma del Convenio Colectivo 2011-2014 es la siguiente: 2011 IPC= 3,2%, 2012 IPC=2,4% 2013 IPC= 0,2% (fuente INE). Al no repercutir este incremento en nuestras nóminas la pérdida de poder adquisitivo hasta el momento ha sido un 5,8% o lo que es lo mismo 1,19 pagas, sin contar con lo que le afecta a las aportaciones al fondo de Pensiones.

Nuestra confederación CIC, que no firmó el convenio, lo anticipó en su momento, así como también trasladó el día de su firma y esta fue la principal causa de no firmar, que no se garantizaban los puestos de trabajo, al rechazar tanto la ACARL, como el resto de los sindicatos que terminaron firmándolo, una cláusula con eficacia jurídica real, que garantizase el empleo en el sector. Estamos hablando de 2011 y lamentablemente, el tiempo nos está dando la razón.

Una gracia más que añadir a quienes firmaron el Convenio Colectivo algunos de los cuales también han firmado ahora un acuerdo que nos perjudica considerablemente y que si alguien ha podido salir beneficiado no cabe duda de que es como consecuencia de la demanda que los grupos minoritarios, entre ellos APECASYC, conseguimos sacar adelante en la Audencia Nacional, lo que no impide que se haya perdido la oportunidad, que se tenía, de mejorar considerablemente el acuerdo anulado.

Estas y otras medidas hicieron que APECASYC no fuera partidario de la firma de este nuevo desaguisado. Opinión que fue respaldada por la mayoría del personal de la plantilla que se mostró contraria a dar por bueno y apoyar con nuestra firma, un acuerdo contrario a los intereses de la plantilla en general. Y de la de Cantabria en particular.
De momento , ya hemos logrado que la Audiencia Nacional, el 18 de marzo, trate en una sola vista, la posible ejecución de sentencia solicitada por APECASYC, STC-CIC, CSIF y CSI y que supondría; bien que Liberbank se ponga al corriente pagando lo que debe a la plantilla en base a la puesta en marcha de unas medidas que fueron anuladas por la Audiencia Nacional, o bien, que haya que esperar a que se celebre la vista por el recurso presentado por Liberbank que es lo que en principio defenderá la entidad y no sabemos si también los dos sindicatos, CC.OO. y UGT,. en contra de los cuales falló la audiencia nacional.
Asociación Profesional de Empleados de Crédito y Ahorro de Santander y Cantabria-APECASYC
APECASYC; Organización Federada en la Confederación Intersindical de Cajas – CIC

apecasyc@inicia.es Cantabria -20.01.2014

Menú de cierre