RESUMEN VISTA AUDIENCIA NACIONAL

Resumen vista en la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional del 29.3.16

La vista se plantea sorprendentemente por el magistrado como una invitación al acuerdo, a sabiendas, seguramente, de que la interpretación que la empresa hace de la sentencia es la más restrictiva imaginable y la de los sindicatos no condenados por la misma, evidentemente, la de que han de devolvernos todos los euros detraídos y, la de Apecasyc, además, con el 10% de intereses.

Llamarnos a negociar, después de todo este tiempo de lucha y consecución de nuestros derechos,  una sentencia que entendemos ha de ejecutarse y sobre la cual no cabe negociación y menos con quien sabes que no cumple nunca, es todo un brindis al sol y a la eterna demora y, por supuesto, un infame ejercicio al que instancias judiciales nos indican sería deseable llegar dado lo liado de la madeja de procedimientos superpuestos que se han enredado unos con otros.

Desde esa perspectiva, Apecasyc se ha mantenido firme en la idea de que no cabe negociación ni apaño alguno con quién no ha resultado ni resulta de fiar, con quien nos obliga a pleitear durante años porque se resiste a acatar las resoluciones que no les son favorables y hemos impuesto nuestra tesis de que vamos a llegar hasta el final, por mucho que continúen demorando el pago de lo que nos deben y que no hemos llegado hasta aquí para cambiar impresiones a estas alturas sino para exigir que nos devuelvan cada euro retenido y más, según nos corresponde.

Pues bien, nuestro posicionamiento triunfó al menos entre los sindicatos no condenados y el asunto, rehusado negociar como quería la empresa, ha quedado visto bien para auto o bien para sentencia.

¿Que qué se dilucidará en el auto o sentencia?. Pues si son consideradas las medidas unilaterales y si influyen en el cálculo de las cantidades a abonar o no.

¿Qué cuándo se conocerá el auto o sentencia?. Previsiblemente no tardará mucho.

¿ Se puede recurrir la resolución?. Evidentemente. Y es seguro será recurrida ante el Supremo por una parte o la otra. O sea, pueden pasar otros dos añitos antes de que el culebrón pueda acabar.

Dicho ésto, Apecasyc defiende el mandato otorgado por un importante número de compañeras y compañeros que han confiado en nosotros la lucha por lo que les pertenece y no damos un paso atrás hasta la resolución final.

Y por mucho que la empresa saque en sede judicial para conseguir sus pretensiones de no pagar, tres circulares de CCOO que nos quiere mandar directamente  a unilaterales, para vergüenza ajena de cualquier representante sindical, vamos a luchar porque, antes o después (después de todo lo pasado no vamos a bajar los brazos) nos paguen, con el 10% de intereses, lo que nos deben.

Y nada de negociar sobre lo sentenciado y menos incumplir nuestro mandato recibido que no es otro que de la pelea y la valentía y que viniendo de nuestras y nuestras compañeros es para nosotros mandato supremo.

Allá los co-condenados y sus cambalaches con una empresa tan admiradora de sus comunicados. Para eso, ya lo saben, con Apecasyc, que no cuenten.

Estamos en esto para luchar y no para rendirnos ni cambiar cromos.

Ánimo y fuerza. Que queda batalla.

Menú de cierre