Un pasito “p’alante”. Para el miércoles no descartamos nada

.
La reunión de este lunes 23,  prevista en el guión, supone un nuevo capítulo de la liturgia clásica en este tipo de negociaciones.Con diversos matices, toda la representación sindical ha coincidido en la necesidad de asegurar la voluntariedad de las desvinculaciones y la empresa, aún insistiendo en que no tiene gran margen de maniobra, no acaba de asegurar que, de no cumplirse sus expectativas, no vaya a tomar otras medidas.

En la casi única  ronda que cada grupo sindical tiene para intervenir,  desde APECASYC tratamos de trasladar, dentro de ese encasillado formato de intervención sucesiva, las impresiones e inquietudes recogidas de las compañeras y compañeros antes, durante y tras la asamblea del sábado en Santander.

En particular, hemos trasladado a la mesa la irrenunciable necesidad de que cualquier salida sea voluntaria, la percepción de que son mejor valoradas por la plantilla las medidas que permiten una desvinculación por edad y hemos animado a la empresa a trabajar en rebajar cuanto más la edad a la que se podrán adscribir quienes lo deseen.

Hemos señalado que, un buen acuerdo, ha de refrendar, si no mejorar, los acuerdos individuales a que han llegado las personas que han salido y tienen firmada la salida acogidos al plan de bajas voluntarias de 2015.

Hemos exigido, antes de dar por buena la cifra de 979 personas a desvincular, que Liberbank nos demuestre que la cantidad es esa y no otra inferior, como nosotros creemos. No han hecho ademán de querer aportar estudio alguno, cosa que vendría bien sobre todo después de que, fuentes presuntamente sindicales, dediquen parte de su tiempo a hacerle saber a las prensas regionales de Cantabria y Extremadura una lista de oficinas a cerrar que menudo revuelo ha montado.

A propósito de la cifra que pretenden, hemos advertido que, siendo voluntaria la adscripción a las medidas cosa que, en buena lógica, arrojará que haya gente que no lo solicite, la única forma de rebajar la plantilla en cualquier cifra considerada, el colectivo al que se hace la oferta, tiene que ser mayor que el de las personas de las que se quiere prescindir.

El único avance, con ser importante, solo alcanza de momento, al personal nacido en el 61,llegándose con esto a ofrecer esta medida de desvinculación por edad a un colectivo de 550 personas.

Una vez cumplido con ese requisito, no nos apartamos de que haya un mecanismo adicional que permita desvincularse a personas de menor edad, pero por supuesto, bajo unas condiciones de mercado, en línea con los acuerdos del sector y, por tanto, alejadísimas, en mucho mejor, de las horrorosas condiciones propuestas por la empresa y de las que no se ha movido ni un milímetro.

Con todo lo expuesto, como sabes, este miércoles hay nueva reunión. Sigue habiendo prisa y, por experiencia, no debemos descartar nada. Desde que en ella haya más avances a que se acabe firmando, por qué no mayoritariamente, un acuerdo, por supuesto de adscripción voluntaria y que satisfaga sobradamente las expectativas de un colectivo de profesionales, en muchos casos de desempeño ejemplar y al que un cúmulo de mezquindades y absurdas imposiciones bastante ha hecho sufrir ya.

Tus representantes, que sentimos gracias a tu interés, todo tu respaldo y confianza, te enviamos el mejor de los mensajes de ánimo.

Y, como siempre, ya lo sabes,te informaremos de cuanto suceda.

Menú de cierre